Hace más de 4 mil millones de años, la energía eléctrica que los rayos descargaron en las masas de agua transformó lo inorgánico en orgánico formándose así los primeros aminoácidos y con ellos la estructura bioquímica de la vida. Hoy el ser humano después de mucho tiempo de investigación, comienza a entender y utilizar en su favor esos flujos y transformaciones energéticas que dan soporte a la vida.

Con este firme propósito, Geodesic, ha sido capaz de desarrollar la tecnología necesaria para dirigir y controlar de forma precisa, a nivel cuántico, esas transformaciones químicas de la energía. Como resultado, los sistemas de tratamiento Geodesic permiten manipular el agua con energía eléctrica para inducir en ella las reacciones químicas específicamente deseadas en cada caso.

El agua es un recurso imprescindible para la continuidad de la vida, por eso la capacidad de mejorar su calidad es ya piedra angular del futuro del ser humano.

SUPPORTING
LIFE